23 dic. 2012

2012, un año de locura.


Antes que todo, para mis lectores que de seguro son familiares, amigos, conocidos o que llegan a mi web gracias a las redes sociales, y a todas aquellas personas que llegan al blog solamente por andar Googleando' mis respetuosos saludos por estar atento a mi plataforma (Blog) que tengo muy botada por varios motivos: Falta de ánimo para escribir, aportar al mundo con menos ignorancia, no darse el tiempo de dar tu visión al mundo. Me encontraba en un punto dónde quise darle mayor importancia a mis estudios, círculo social y trabajo, que en una cadena de acontecimientos terminaron por consumirme y desmotivarme totalmente. Pero no todo dura para siempre y es importante hacer cambios, comenzar a escribir y salir de ese pozo donde sabes que terminarás pudriéndote. Si quieres empezar un cambio que comience primero por tu voluntad de hacer bien las cosas. Mientras más fondo toque ese pozo mayor será la voluntad de salir adelante, basta con creer en ti y que no te vengan con sermones anticuados de que se puede de otra manera.

En fin, luego de ese extensa introducción me gustaría hacer un análisis personal sobre este año. Falta alrededor de una semana y aún no termina la histeria cibernética por querer desesperar aquellas débiles mentes con que se va a acabar el mundo. En lo personal no creo que el mundo se acabe sólo porque sí, porque al mundo o al sistema solar se le paró la raja de pensar "¿Oye y si terminamos con la vida así porque sí?" y raramente unos indígenas que consumían todo tipo de plantas, miraban al cielo y lo interpretaban en un dudoso estado mental, para mí no es suficiente. Sí creo señoras y señores que el verdadero peligro va a estar en las epidemias, hasta en una inevitable guerra atómica, de lo que creo que terminará por consumir y extinguir nuestro planeta.

No soy muy bueno hablando de política, religión o economía, menos si es referente a lo que fue este 2012, es más, me mantengo al margen sobre todo lo que sucede en esos ámbitos, pero siempre son buenas noticias que las malas prácticas en estos temas son sancionados. Pero, estamos en Chile señoras y señores, y a veces el castigo no es como uno quiere que sea, porque acá hay algo que importa antes que la ley: MONEY.

Terminemos bien este 2012 y te deseo justamente a tí que estás leyendo este post un enorme 2013 lleno de éxitos. Nos leemos más seguido, ahora que tengo todas las ganas de darle una vendita a la ignorancia.

@Mr_Rocket

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada